ULISES Y JUMEX: CARRIÓN EN MÉXICO (FEBRERO-ABRIL DE 2017)

(H. Yépez)

La retrospectiva de Ulises Carrión preparada por Guy Schraenen para el Museo Reina Sofía en Madrid en 2016 llegó al Museo Jumex de Ciudad de México en febrero de 2017. Pero llama la atención que no se ha originado el mismo nivel de discusión en medios que ocurrió a partir de la exhibición en Reina Sofía en Madrid.

(Aquí compilé una lista de la actividad de prensa en torno a la exhibición en España: aquí).

Si revisamos las notas que se han publicados en México es claro que resultan repetitivas, y continúan la típica lógica periodística del copy-paste que impera en la prensa cultural.

De cierta forma, la oportunidad de informar y discutir seriamente la obra de Carrión fue desaprovechada por el Museo Jumex y los medios culturales mexicanos.

Si hacemos un balance de las publicaciones, a cuatro semanas de terminar la exposición en México, lo más interesante que se ha originado fueron las declaraciones de Felipe Ehrenberg en una nota de El País (aquí).

Ehrenberg Carrion Jumex

La pose que Ehrenberg preparó para la fotografía fue un gesto brillante y muy elocuente. Como también fue ingeniosa y acertada su respuesta final al periodista:

“Ehrenberg, que ha sido profesor, agregado cultural en Brasil y tiene parte de su archivo vendido a la Tate Modern de Londres, nunca había entrado al Museo Jumex.

“-¿Cómo cree que le habría sentado a su amigo esta exposición?

“-Como a Frida y Rivera si pudieran verse retratados en el billete de 500 pesos.

Conozco bien lo que se ha dicho sobre Carrión; el gesto y la posición crítica de Ehrenberg agregan algo nuevo; es lo mejor, más rescatable, de todo lo que se ha publicado sobre Carrión en Jumex.

Por otro lado, un par de proyectos orquestados por la curadora (realmente) independiente Violeta Horcasitas, dentro de su proyecto Satélite, en Ciudad de México han renovado la recepción de Carrión.

Uno se trató de una pieza con la artista María Cerdá Acebrón, donde se recogieron ideas e impresiones que tuvieron visitantes a la exposición y luego se dispusieron en ruta del tránsito del Museo Jumex.

(Se puede leer una buena nota aquí).

Carrion Cerda 2017 b

Muchas de las ideas de los visitantes resultan más novedosas, frescas, que el copy-paste de la vasta mayoría de la prensa cultural.

Otro proyecto en torno a Carrión, también curado por Horcasitas (y, este caso resuelto conceptualmente por ella), fue Times New Romance, una apropiación (y re-enactment) del proyecto de “Love Story” de Carrión.

Carrion Times New Romance 2017

Aquí se pueden consultar algunos enlaces:

http://oncenoticias.tv/index.php?modulo=interior&nota=60&dt=2017-03-26

http://local.mx/capital/caminatas/camina-ciudad-carrion/

http://gastv.mx/times-new-romance/

De febrero a marzo de 2017, a cuatro semanas de terminar la retrospectiva de Carrión en México, la nota se la han llevado Ehrenberg y Horcasitas. De no ser por la brillantez de ambos realmente Carrión en México hubiera quedado con un registro en medios culturales bastante gris.

La exposición es interesante. Carrión es genial. Pero Jumex se ha visto lenta y poco creativa. Pareciera que esa institución no se interesó en planear cómo refrescar la discusión informada en torno a Carrión.

En Febrero, Jumex organizó una conferencia con el curador Guy Schraenen. Pude asistir a la conferencia que dio en Madrid dentro de un Seminario. Hubo un diálogo muy intenso y con diferentes posiciones (e incluso exasperación de Schranen, al escuchar ideas distintas a las suyas). Pero pareciera que en México, en lugar de continuar la discusión, se decidió pasarla por alto, cancelarla, evitar que se desarrollara.

Hace unos días se supo de un foro a mediados de abril, que más o menos repite una de las mesas que hubo en Madrid (con Raúl Marroquín y Ehrenberg). Si uno entra al sitio de Jumex, la información aún no aparece a una semana y media de que ocurra el evento, donde sé que estará el anticuario y editor Juan J. Agius (el albacea de Carrión y uno de los editores originales de Carrión). En España no se invitó a Agius. Su ausencia, por muchas razones, era extraña e injustificable.

Ahora Agius estará en México. Ojalá la prensa se dé cuenta de la importancia de su presencia en la discusión y ojalá Jumex, al menos, haga circular la información adecuadamente.

Todas estas omisiones, descuidos, improvisaciones no son raras en la escena institucional del arte en México. Por el contrario, son su funcionamiento habitual. Carrión le llamaba el Gran Monstruo. Todo aquello que detestaba de las instituciones y el medio cultural.

Lo relevante, sin embargo, está en otra parte: la creatividad lúdica y crítica de artistas como Felipe Ehrenberg o la renovación de la apropiación de Carrión como en los proyectos de Violeta Horcasitas y, sobre todo, en los visitantes comunes en Ciudad de México.

Ahí es donde Carrión realmente ocurrió en su visita relámpago a México en 2017.

Carrion Cerda 2017